Terapia Adultos

Terapia para Adultos PsicologíaLa terapia es un término muy amplio, al igual que lo es la palabra psicología. Pero nos vamos a centrar en qué es la terapia de adultos en psicología. 

En cuanto a terapia, lamentablemente podemos encontrar que personas que no tienen la titulación oficial de psicología ni están colegiados por ningún colegio oficial realizan ”terapia” por eso me gustaría asesorarte que siempre que busques un terapeuta le preguntes acerca de su titulación y formación. Como bien sabrás, en terapia hablamos de temas íntimos, serios y profundamente personales y no es plan de que una persona sin formación, que no pueda asegurarte total privacidad,  se entere de tus asuntos más íntimos, como bien comprenderás. 

Por eso, para mí como psicólogo colegiado la terapia de adultos siempre la tiene que realizar una persona que esté cualificada y preparada para desempeñar esta actividad tan compleja y a la vez preciosa como es pasearse por el corazón de las personas para ayudarles a sacar su mejor versión. 

¿Qué hace un Psicólogo de adultos?

Un psicólogo con especialidad en adultos lo que hace es ofrecer servicios de psicología a personas que lo necesitan, tanto para mejorar su estado emocional como para conocerse mejor a sí misma. 

Por eso desde nuestra formación universitaria oficial y nuestra experiencia demostrable en nuestras consultas los psicólogos somos las únicos profesionales preparadas para trabajar con tus emociones, pensamientos y conductas.

Desde la psicología ofrecemos alternativas realistas para aliviar tu sufrimiento, tus preocupaciones, eso que tanto te perturba a nivel mental. Por eso los psicólogos de adultos que venimos desde un enfoque cognitivo-conductual tenemos herramientas científicas validadas para poder ayudarte a controlar todas esas emociones que nos pueden desbordar, ya que desde nuestro conocimiento y experiencia intentamos hacerte la vida más fácil asesorándote de manera responsable y buscando que saques la mejor parte de ti. 

¿En qué consiste nuestra terapia para adultos?

Mi manera de trabajar es bastante dinámica, para mi cada paciente es único y especial por eso cada caso es completamente diferente y hay que adaptar el tratamiento al paciente. Trabajo desde la vertiente de la psicología cognitivo-conductual que es la escuela de la psicología con más avances, más estudios realizados y mayor evidencia científica de entre todos los diversos enfoques que podemos encontrarnos en la psicología. Mis sesiones duran entorno a una hora y la temporalidad de las sesiones la marca tanto el ritmo terapéutico como las circunstancias de cada paciente. 

A mi me gusta mucho delimitar desde el primer momentos los objetivos que queremos conseguir en terapia, no me gusta divagar ni hacer deducciones simples. Me gusta que el tratamiento esté plenamente estructurado y que nos basamos en evidencias y hechos, ya que como bien sabes todo el mundo sabe dar consejos fáciles y esbozar mensajes simples de ánimo pero solo los profesionales de la psicología nos hemos formado para ayudar a las personas que lo precisen con sus problemas emocionales. 

Son muchos los problemas que podemos encontrarnos en la etapa de adultos

Os pongo aquí los problemas con los que más experiencia tengo: 

Ansiedad: La ansiedad es esa eterna preocupación por lo que pasará, nos anula, nos mantiene en tensión, nos quita el sueño y nos altera emocionalmente. Parece que cuando hay una preocupación antes de que se vaya aparece otra nueva, por eso es tan importante aprender a controlar la ansiedad ya que cuando la aprendamos a controlar nuestra calidad de vida aumentará muchísimo. 

Baja Autoestima: Cuando tenemos baja autoestima todo lo bueno que hacemos o tenemos lo menospreciamos y todo aquello en lo que fallamos o no somos bueno lo magnificamos y le damos una importancia desmedida. Cuando tenemos baja autoestima somos muy duros con nosotros mismos, no somos realistas y siempre pensamos que los demás tienen derecho a meterse con nosotros porque son mejores pero todo esto que te acabo de decir forma parte de ideas limitantes, en su mayoría erróneas que han de ser trabajadas en consulta. Son muchas las personas que han pasado por mis manos para trabajar su baja autoestima y que con trabajo y dedicación han conseguido aprender a quererse del mejor modo posible. 

Duelo: Cuando muere un ser querido notamos que una parte de nosotros también se ha ido, es normal llorar cuando muere alguien que queremos y es totalmente comprensible estar de bajón durante una temporada pero cuando notemos que el dolor que experimentamos lleva con nosotros mucho tiempo y cada día es más doloroso y la intensidad de este dolor no cese, ese es el momento para venir al psicólogo. Ya que los psicólogos que trabajamos con duelo podemos ayudarte a controlar ese sufrimiento y que aprendas a vivir sin esa persona físicamente pero con ella siempre en el corazón. 

Inteligencia Emocional:  Uno de los temas que tiene más auge en la sociedad, en el incluimos saber ser asertivo, leer tus emociones y ponerles un nombre, también poner nombre a la emoción de los demás, saber gestionar conflictos, saber expresarse y lograr un control emocional que nos permita tener un nivel de vida satisfactorio. 

Depresión: Cuando tenemos depresión el cuerpo nos pide aislarnos socialmente, estar continuamente rumiando sobre el pasado y ponernos en lo peor en cuanto al futuro se refiere. Vivir con depresión es vivir con una calidad de vida muy baja y esto no lo queremos ninguno de nosotros, por eso si tienes depresión te recomiendo que pidas cita a tu psicólogo de confianza ya que nosotros podemos enseñarte a ver las cosas de una manera distinta, de una manera más realista. 

La ayuda de un psicólogo para afrontar diferentes situaciones

He escuchado muchas veces eso de que para desahogarte están tus amigos y que no hace falta pagar a un psicólogo ”para hablar”. Y aunque los amigos están ahí para apoyarnos, si este amigo no se ha formado en Psicología habrán problemas que no sepan como ayudarte, por no contar que con nuestros amigos no son objetivos en cambio en consulta el psicólogo sí que lo es. 

El psicólogo es una ayuda, es quien entiende tus emociones, te puede guiar acerca de lo que sientes, sin sentirte juzgado, desde la confianza y desde todo el conocimiento que brinda la psicología. 

Los psicólogos que nos hemos formado y gozamos de una buena base clínica estamos preparados para situaciones límite, sabemos como asesorarte en tus horas bajas, siempre desde el realismo y desde la manera más efectiva para ayudarte. 

Si algo me dicen mis antiguos pacientes es que en consulta aprendieron a controlar sus emociones, sus pensamientos, a valorarse y que desde ese momento cada vez se preocupan menos, disfrutan más de la vida e incluso sonríen y valoran muchos más todos los pequeños momentos de cada día. Sé que ir al psicólogo puede ser caro dependiendo del bolsillo de cada uno, sé que a veces en consulta trabajamos temas espinosos. Pero lo que tengo claro es que cuando una persona toma la iniciativa por venir a consulta, se toma en serio el tratamiento y tiene ganas de mejorar, en ese momento está empezando su período de crecimiento personal.

Contactar ahora!

Terapia adultos Psicología

Descargate nuestra guia

En nuestra guía encontrarás los pasos a seguir durante este confinamiento.

Abrir chat