Como decía Martin Seligman en su libro La Auténtica Felicidad (2002) durante los últimos 50 años la psicología se ha dedicado solamente a las enfermedades mentales, focalizándose en aspectos a mejorar más que siendo consciente de las cosas buenas que tenemos cada uno de nosotros. 

Por esto mismo, diremos que lo que la psicología positiva nos enseña es que la cara alegre de la vida también existe aunque muchas veces la menospreciamos o nos obsesionamos por centrarnos en los aspectos negativos. Siempre digo en consulta que lo que tenga que pasar pasará pero si estamos predispuestos de manera positiva puede que encajemos mejor lo que tenga que venir. 

En qué puede ayudarme la psicología positiva

Psicología positiva no es vender humo, ni hacer falsas promesas. A mi modo de ver, la psicología positiva tiene que estar instruida e impartida por psicólogos expertos que sepan muy bien lo que hacen, ya que aunque la psicología positiva parezca algo alegre y desenfadado no deja de ser un tipo de psicología que busca ayudarte en tus situaciones difíciles, por lo que llevará también su trabajo y su tiempo para alcanzar objetivos. 

La psicología positiva lo que busca es hacer énfasis en tus fortalezas y virtudes, algo totalmente novedoso dentro de la psicología tal y como la conocemos. Muchas personas acuden a consulta para cambiar aspectos de su vida que están íntimamente relacionados con los valores nucleares de una persona y cuando estamos tan bloqueados en estos asuntos tan profundamente personales echar mano de los aportes que nos puede dar la psicología positiva puede llegar a ser profundamente provechoso. 

Cosas que influyen en la psicología positiva

Relaciones sociales: Cuando sabemos en qué somos buenos y que se nos da bien eso nos crea gran confianza y a la hora de comunicarnos con los demás nos puede ayudar a sentirnos más seguros. Somos seres sociales y nos fijamos por inercia en nuestras emociones y sobretodo las emociones de los demás, por eso estar predispuestos de manera positiva al aprendizaje nos ayudará a desenvolvernos con soltura por este gran trayecto llamado vida. 

Humor y gratitud: Cuando estamos de buenas vemos todo de mejor manera, damos las gracias por lo que tenemos y hasta somos capaces de reírnos de nosotros mismos, aprendiendo de nuestros errores y eso es fantástico. Solemos ir por la vida buscando pegas a todo, quejándonos de lo que nos falta e incluso menospreciando aquello que hayamos podido conseguir con mucho esfuerzo, por eso desde la psicología positiva intentaremos hacer balance sobre este factor para que te sientas mejor. 

 –Actividad física: Cuando trabajo en consulta con deportistas, tanto amateurs como profesionales, trabajamos mucho la visualización, por la que ante situaciones deportivas ambiguas de resultado incierto y que le causan ansiedad se visualiza como lo haría de manera correcta, esto ayuda mucho cuando estamos profundamente bloqueados, ya que ver la parte positiva de las cosas suele ayudar. 

Psicología positiva en el trabajo

No por pensar que algo va a salir bien o mal tiene porqué pasar como tú lo pienses. Pero naturalmente que si estás predispuesto positivamente puede que la noticia sea cual sea la encajemos mejor. Como he mencionado en anteriores entradas, nos pasamos gran parte de nuestra vida durmiendo y trabajando así que tenemos que intentar que ese tiempo de vida sea productivo y placentero en la medida de lo posible. 

Cuando alguien tiene la mente despejada, tiene objetivos bien planificados y está motivado de la manera adecuada se encontrará más cómodo en su trabajo y de este modo tendrá más posibilidades de alcanzar sus metas ya que como decimos en psicología estará en Estado de Flow término acuñado por Csikszentmihalyi, M. (2009).

La ayuda de un psicólogo para aplicar la psicología positiva

Desde nuestro trabajo como psicólogos os ayudaremos a ver los problemas de la manera más realista posible, con esto no significa que nos pongamos en lo peor. Sino que si mediante el trabajo en consulta decidimos regular nuestras emociones de manera correcta podremos hacerle frente de un modo más confiado. 

Como he comentado anteriormente, la psicología es una ayuda, es una ciencia que estudia los comportamientos de la persona y por eso debe ser tratada con el respeto y la seriedad que se merece, psicología positiva no significa fingir felicidad sino focalizarnos en nuestras fortalezas y trabajar esas cosas de nosotros  que no nos gustan tanto para poder mejorar como personas. La psicología positiva es una realidad que ayuda que las personas ganen seguridad desde el afrontamiento directo a nuestros problemas y cada día ayuda a más personas desde la cercanía que da la consulta de tu psicólogo de confianza.

¿Qué es la psicología positiva?

Abrir chat