Ir al psicólogo genera muchas dudas. ¿A quién llamo? ¿Cómo lo elijo? ¿Me podrá ayudar? ¿Tendrá experiencia en el tema? ¿Cómo sé que esto es efectivo? ¿Habrá solución para mi problema o seré un caso perdido?

Yo también fui al psicólogo de niño y me hacía las mismas preguntas. Y me imagino que tú también, por eso estás aquí leyendo esto. Pues a continuación, he recabado las preguntas que más se suele hacer la gente antes de iniciar un proceso terapéutico con un psicólogo y para eso voy a ponerte las preguntas más frecuentes y mi respuesta como psicólogo, desde mi experiencia en consulta.

¿Cuándo es aconsejable ir al psicólogo?

Cuando ese problema al que le estés dando vueltas lleve mucho tiempo contigo y no consigas salir del bucle.

Créeme, cuando te digo que no hay problema ‘’pequeño’’ o ‘’tontería’’ como se auto catalogan algunos a su caso por considerarlo de menor importancia. Si te preocupa y te molesta, haremos lo posible por arreglarlo.

En consulta he tratado a personas que únicamente han venido para aprender a hablar en público, aprender a decir que no o adquirir pautas para estudiar o dormir mejor. Pero también he tenido a personas que depresiones graves desde hace años, ansiedades que se desarrollan en agorafobias y aislamientos sociales por el estrés. Con esto quiero decirte que cada persona tiene sus problemas, cada caso es diferente y sobre todo, que no eres menos que nadie por estar sufriendo emocionalmente, ya que desde la psicología te mostraremos las salidas más adecuadas a tus problemas.

¿Cómo es la primera visita a un psicólogo?

Me gusta que te sientas cómodo cuando vienes aquí a consulta. Sé que seguramente estés nervioso cuando me contactes y es normal, por qué no sabes cómo avanzará el asunto. Cuando vengas a consulta, empezaré yo un poco rompiendo el hielo, presentándome, enseñándote como trabajo y comentándote las reglas del proceso terapéutico.

En la primera sesión, lo más importante es que te desahogues, me cuentes como ves tú el problema, me cuentes todo lo que ocurre y yo te iré asesorando desde la primera sesión hasta la última. A lo largo del transcurso de las sesiones iremos trabajando, haciendo tareas, afrontando retos y, ante todo, dando respuestas a todas las preguntas que tiene tu cabeza.

¿Qué beneficios me puede aportar la psicoterapia?

Desahogo: En la primera sesión lo sacas todo, incluso puede que cosas que nadie de tu entorno supiese y que sean cosas que por primera vez en tu vida dices de viva voz. Por eso ir a consulta alivia, calma, da paz, porque en un entorno de seguridad te abres y alguien te entiende y busca ayudarte. Este es el milagro y el arte de la psicoterapia.

Las respuestas a tus preguntas: Siempre que viene un paciente a consulta intento que salga de la sesión con todas las preguntas contestadas y con un plan de actuación. Seguramente, todas esas dudas en el tema emocional que tienes el psicólogo sepan contestártelas desde su experiencia y sus estudios de la mente humana.

Un enfoque profesional: el psicólogo cuenta con conocimientos científicos acerca del cerebro, la mente y cómo funcionan las emociones. Se ha formado durante años en la universidad, ha hecho prácticas en centros y ha ejercido la psicología clínica ayudando a personas con problemas similares al tuyo con anterioridad. Por lo que es un experto en las emociones y sabrá como ayudarte ante tus vaivenes emocionales. Por es un profesional en el estudio de la mente.

Saber que lo que digas aquí, de aquí no saldrá: Yo tengo secreto profesional, lo que me cuenten mis pacientes entre ese paciente y yo se queda. No se lo diré a sus padres, amigos, ni conocidos. En el psicólogo puedes confiar ya que seguramente haya tratado problemas muy similares al que tú tienes y él no tiene ningún interés en ir contando por ahí problemas.

¿Con qué frecuencia visitaré al psicólogo?

Como diría ese gran cantautor llamado Pau Dones. Depende. Depende de la gravedad del caso, de la tarea que tengamos, de la actitud que tengas, de como de buena sea la relación terapéutica con tu psicólogo.

Al final, la periodicidad de las sesiones las marcamos tú, como paciente y yo como psicólogo. Puede que mientras dure este problema que quieras tratar quieras venir una vez a la semana, o por condiciones externas únicamente puedas venir una vez al mes. No te preocupes con esto, aunque siempre te diré mi recomendación como profesional, aquí tú decides. Así que mientras estés abordando el problema y tengas una continuidad terapéutica no tienes de que preocuparte.

¿Cuánto dura la terapia psicológica?

Al igual que la anterior pregunta, depende.  Depende de factores como tu disponibilidad horaria, como avanza el caso, las mejorías que veas y sobre todo los objetivos que tu marques.

Cada consulta dura una hora y yo de normal suelo agendar con el paciente cada semana o dos semanas, según el caso, pero esto no es para siempre. No me gusta tener pacientes cautivos que vengan ‘’obligados’’ cada 7 o 15 días. Mi manera de proceder es priorizar las menores sesiones posibles, pero siendo efectivo en cada una para que en el menor tiempo posible estés mejor y no dependas de tu psicólogo para el resto de tu vida.

¿En cuánto tiempo veré resultados al recibir terapia psicológica?

No me quiero repetir, pero depende. Depende del caso y, sobre todo, al igual que la anterior pregunta, de los objetivos que te marques.

Te cuento un caso, tuve un paciente que únicamente quiso venir a consulta para aprender a decir que no y aprender a hacer y recibir críticas. Durante el transcurso de la terapia vimos que había problemas de fondo familiares y con su pareja, pero una vez le comenté a este cliente de estos asuntos él me dijo que únicamente quería tratar los aspectos de decir que no y las críticas y que los otros asuntos, de los que él también era conocedor, ya se abordarían más adelante, si eso, pero que por el momento lo que le interesaba era la demanda que me presentó al principio.

¿Hay que estar enfermo para ir al psicólogo?

Para nada, hay que ir al psicólogo cuando nos haga falta. La mayoría de pacientes que he tenido nunca pensaban que iban a necesitar venir al psicólogo hasta cuando vieron que era la única salida que tenían. No necesitamos estar sufriendo a niveles elevados, incluso es aconsejable acudir cuando el problema empieza a afectarnos, como he comentado anteriormente. He tenido en consulta a personas con todo tipo de problemas y aunque viene población clínica con problemas graves, también vienen personas con preocupaciones de la vida, en diferentes entornos, como todos podemos tener en alguna fase de nuestra vida.

Hay una gran mentira en cuanto a la gente y dice algo así como que ‘’ Quien va al psicólogo es porque está loco’’ dicen algunos atrevidos. Lamentablemente, anteriormente se pensaba esto de que ir al psicólogo era para ‘’locos’’ pero afortunadamente está cambiando la mentalidad y cada día la salud mental es más valorada socialmente. Para beneficio de todos.

Preguntas Frecuentes Psicólogo

Abrir chat