La ansiedad es tan característica como ese eterno ”¿Y si…?” que puede acompañarnos de por vida: ¿Y si me quedo solo? ¿Y si esto le molesta a otras personas? ¿Y si nunca salgo de esta? ¿Y si se dan cuenta de lo nervioso que estoy? Y así podría seguir hasta mañana, si tienes ansiedad sabrás de lo que hablo. La ansiedad siempre tiene una pega que ponerte, hace que siempre estés alerta, que no disfrutes del momento y que a todo le ensalces la parte negativa y hagas de menos a la parte positiva de las cosas. 

La ansiedad es una continua vuelta a todo sin llegar a ninguna conclusión sólida, es estar en un círculo del que nos cuesta salir e incluso vemos que todo a nuestro alrededor va muy rápido y nosotros estamos ”atontados”. Y aunque pensemos que después de toda la matraca que nos hemos dado durante el día llegará una noche donde podremos descansar… a medida que va anocheciendo y acabamos de cenar notamos que esos pensamientos no es que se apaguen sino que parece que le hemos echado más leña al fuego por lo que no solo nos acompañará otra noche más la ansiedad, sino también vendrán sus primos lejanos a visitarte llamados: preocupación, agitación e insomnio. 

Por eso nos pueden salir tics nerviosos o estar más irritados que nunca, algo de lo que tanto nosotros como la gente de nuestro alrededor nos daremos cuenta. Y si no tenemos suficiente con este cocktail  sumemosle una dificultad sobrehumana para poder relajarse y disfrutar de lo que siempre hemos disfrutado o algo tan simple como desconectar, ya que a la mínima señal de relajación nos volverán a asaltar los conocidos ”Y si…?” que hemos comentado al principio. 

¿Cuando ir al psicólogo por ansiedad?

Vivir con ansiedad es un inconveniente frecuente. Cuando tenemos ansiedad nuestra calidad de vida baja, sinceramente vivir con ansiedad es una faena.  Y sé que muchas veces te habrán dicho que eres como eres y punto, que no hay margen de mejora pero como psicólogo déjame que te diga que eso no es cierto. 

De la ansiedad se puede salir si trabajamos en la vía correcta. Al fin y al cabo la ansiedad es ”ansia” por el futuro y nosotros podemos aprender a controlar tanto lo que pensamos como lo que sentimos. Sé que la ansiedad es profundamente intrusiva y que desgasta mucho física, mental y emocionalmente pero si decidimos empezar un tratamiento psicológico para controlarla podremos ver avances más que notables y eso reconforta muchísimo. 

A diario trabajo con personas que padecen ansiedad y veo que la persona que se implica con el tratamiento, sigue las pautas y tiene compromiso viniendo a casa sesión consigue aprender a controlarla. ¿Te imaginas superando ese problema de ansiedad que tienes y siendo tú y no ella el que lleva las riendas de tu vida?

Cuando ir al psicólogo por Ansiedad

Abrir chat